Causas de la sequedad bucal

 

La  saliva es necesaria para humedecer y limpiar la boca y ayudar a digerir los alimentos; también previene las infecciones, controlando los hongos y las bacterias, pero cuando la boca está seca, es una situación muy incómoda, que puede estar provocada por las siguientes causas:

 

– Extirpación quirúrgica de las glándulas salivares.

 

– El tabaco puede afectar a la producción de saliva, que junto con la respiración continua con la boca abierta, especialmente por la noche, agrava el problema.

 

 Deshidratación, que produce fiebre, sudoración excesiva, vómitos y diarrea.

 

 Nervios dañados en la cabeza o cuello, por una cirugía

 

 Enfermedades, como el Síndrome de Sjögren, VIH / SIDA, enfermedad de Alzheimer,enfermedad de Parkinson, diabetes, anemia, fibrosis quística, artritis reumatoide, hipertensión, derrame cerebral e infecciones virales como las paperas.

 

 Tratamientos médicos, que pueden dañar las glándulas salivales, como las radiaciones o la quimioterapia.

 

 Ciertos medicamentos. La boca seca es un efecto secundario común de muchos medicamentos, como los utilizados para tratar la depresión, ansiedad, dolor, alergias y resfriados; así como incontinencia urinaria,  broncodilatadores,  enfermedad de Parkinson,  sedantes y relajantes musculares.