La goma de mascar, ¿un remedio para problemas bucales?

Al comer un chicle, el flujo de saliva se incrementa en hasta 10 veces

 

Algunos dentistas decidieron transformar la goma de mascar sin azúcar en una aliada de la salud oral. Además de ayudar en la limpieza de los dientes por medio de la fricción, ahora son utilizadas en algunos tratamientos, tales como bruxismo y xerostomía (boca seca). La golosina también ha sido apuntada como una efectiva defensa contra la caries.

Y es que al comer un chicle, el flujo de saliva se incrementa en hasta 10 veces en respuesta a los estímulos gustativos del sabor y a la masticación mecánica. El dentista Sigmar Mello Rode, de la Universidad Estatal Paulista, en Brasil, explica que esta saliva estimulada contiene más bicarbonato, calcio y fosfato.

“La saliva estimulada tiene una composición química diferente de la saliva que se produce con la boca en reposo, y esta puede reemplazar los minerales que se pierden en los dientes todos los días, haciéndonos menos susceptibles a la aparición de la caries”, dice.

Después de las comidas, en especial tras de la ingesta de azúcar, el pH de la boca se reduce rápidamente (se convierte en ácido), lo que favorece el desarrollo de la caries dental.

“El flujo salival estimulado, causado por el consumo de chicle sin azúcar después de las comidas puede neutralizar el pH bucal”, agrega el experto. ¡A comer chicle!