Las fastidiosas “muelas del juicio”

 

 

¿Tiene entre 18 y 25 años y presenta dolor en las partes posteriores de las encías? Entonces preste atención, ya que puede ser que este a punto de recibir a uno nuevos visitantes bucales que aparecen en esta etapa de la vida: se trata de las cordales, conocidas también como ‘muelas del juicio’. “Salen para alinear a las piezas existentes.

Son cuatro: dos en el hueso maxilar superior –una del lado derecho y otra en el lado izquierdo– y dos en la mandíbula –una derecha y otra izquierda– y están ubicadas en el trigonómetro molar que es la parte posterior de la mandíbula”, explica Jorge Jáuregui, odontólogo general.

 

El brote

 

Estas piezas pueden producir dolor, sobre todo porque no encuentran espacio suficiente para salir y ocupar su lugar en la boca. Según Jáuregui, este malestar es ocasionado debido a que en la parte posterior el hueso es más compacto y la erupción es lenta y fuerte, ya que trata de romper prácticamente el hueso.

Cuando no existe brote del molar se extrae solo en casos de necesidad de brackets, dolor de mandíbula al masticar o inflamación de la encía.

 

A Verónica Herrera (36) le salieron las cordales a los 18 años y, sin contrariedades, acudió al dentista a los 22. “Ahí fue cuando me enteré que tenía esas muelas, me crecieron únicamente en la parte superior y a los 28 años mi especialista me sugirió extraerlas, más por estética, ya que la dentadura tiende a deformarse e ir para delante, eso fue lo que me explicaron”, comenta Herrera.

 

La extracción

 

Cristina De La Torre, especialista en odontología, afirma que “no es obligatoria la extirpación y se la realiza solo cuando no existe el espacio necesario para que la muela evolucione”.

 

En ortodoncia fija es recomendable sacar estas piezas apenas erupcionen. Exista o no dolor, se las debe eliminar por la fuerza que provoca la erupción al empujar a los molares que produce un apiñamiento de los dientes anteriores.

 

Jáuregui manifiesta que “la cirugía es breve y poco complicada y dura de 20 a 30 minutos, sin presentar dolor por efecto de la anestesia”.

 

Las molestias se presentan mayormente después de la intervención. Jaime Arcos (19) durante el transcurso de una semana presentó contrariedades después de la cirugía. “Las encías estaban hinchadas, se me abrieron los puntos y no podía ingerir ningún alimento”. El proceso le realizaron a los 17 años y demoró dos horas.

 

EL DATO

Hay personas a las cuales les brota estas piezas y a otras que no.

 

EL DATO

Se llaman ‘muelas del juicio’ o cordales por que son las últimas en salir y aparecen cuando la persona esta en su edad adulta y en pleno juicio de sus actos.