¿Pueden los alimentos muy picantes dañar la lengua?

Alimentos con sabores muy ácidos, picantes o calientes pueden hinchar las papilas, causar aftas e incluso herpes

Foto: Shutterstock

La lengua tiene cerca de 10.000 papilas gustativas con capacidad de reconocer el sabor amargo, agrio, dulce, salado y umami – palabra japonesa que quiere decir “delicioso”, un gustito suave y duradero en la boca. El sabor umami está relacionado con algunos aminoácidos, tales como el glutamato monosódico. Esta molécula actúa como una extensión de las papilas y causa una sensación aún más fuerte de sabor.

“Este componente se encuentra naturalmente en las algas marinas, los tomates, el queso parmesano, las setas y la carne. Sin embargo, el uso en exceso de productos y condimentos que contienen glutamato monosódico puede causar una expansión constante de las papilas y generar dolores de cabeza, mareos y babeo”, dice Erica Gayego Figueiredo, profesora de Química de la ETECAP, en Campinas, Brasil.

Aquellos que suelen consumir alimentos con sabores muy ácidos, picantes o calientes también deben poner cuidado, pues estas comidas pueden hinchar las papilas, causar aftas e incluso herpes. “Una buena higiene diaria de la boca y la lengua, mediante un cepillado frecuente, puede evitar algunos de estos problemas”, cuenta la experta.

Artificial vs Natural

Uno de los sabores más populares en el mundo es la vainilla, procedente de un tipo de orquídea, la Vanilla planifolia. La esencia natural se vende como un aromatizante, pero es muy cara, por lo que la mayoría de la vainilla que consumimos es artificial. Sin embargo, algunas de estas sustancias artificiales, al estar en contacto con el cuerpo, pueden causar problemas de salud tales como alergias e intolerancias. Debido a esto, los profesionales del sabor han buscado una manera de producir aromas de una manera más natural.