Recomendaciones para despúes de una extracción dental

 

 

Toda cirugía conlleva a una serie de riesgos, y una extracción dental no está exenta de ello. Es importante instruir al paciente sobre cuales son los riesgos de una extracción, y de cuales son los cuidados que debe llevar luego del procedimiento.

A continuación les presentamos los errores frecuentes que comete el paciente luego de una extracción y que debemos evitar que eso suceda educándolo.

  1. No explicar al odontólogo los antecedentes médicos. Lo primero que debe hacer el paciente ante de someterse a una extracción dental, es contarle al dentista si presenta algún problema de salud o si se encuentra bajo alguna medicación.

Si el paciente es diabético, es muy importante conocerlo, pues el odontólogo debe tomar ciertas precauciones al momento de realizar el procedimiento para sacar la pieza; recordemos que se necesita atravesar por un proceso de cicatrización y si se tiene problemas de azúcar, podría complicarse.

De igual forma, si se presenta problemas con la presión, el paciente deberá estabilizarse antes de someterse a la cirugía, si toma algún medicamento que hace más ligera la sangre, debe suspenderlo varios días antes para así evitar hemorragias.

  1. Hay que controlar bacterias con anticipación. Es recomendado realizar una limpieza dental profunda con la finalidad de erradicar la mayor cantidad de bacterias posibles que habitan en la boca del paciente, la cuales podrían desatar diversas infecciones, incluso una endocarditis bacteriana.
  1. Controlar los nervios del paciente. Es cierto que muchas personas experimentan un pánico tremendo cada vez que se sientan frente al dentista. Lo mejor es recomendar al paciente que duerma bien un día antes de la operación y que siga al pie de la letra nuestras recomendaciones. Si el paciente se presenta demasiado tenso, podría experimentar mareos, hiperventilación, taquicardias e incluso, algún desmayo por baja excesiva en los niveles de glucosa.
  1. Suspender el alcohol y el cigarrillo Ya superado el proceso de la extracción, hay quienes creen que después de un par de días, pueden volver a su rutina normal, cuando aún se deben seguir ciertas restricciones en lo que comemos y bebemos.

Debes explicar al paciente que está prohibido beber alcohol, así como fumar, durante las tres primeras semanas posteriores a la cirugía. Por lo general se recetarán varios medicamentos para el dolor y la cicatrización, mismos que son eliminados por el hígado y si se ingiere bebidas alcohólicas.

Respecto al cigarro, el humo contiene ciertas sustancias tóxicas que podrían causar irritaciones e interferir en la cicatrización de la herida. Así que recomienda el evitar encender un cigarrillo como mínimo en las primeras 48 horas.

  1. Controlar el sangrado. Al término de la extracción, generalmente se coloca una gasa sobre la herida para que el paciente mantenga la presión como mínimo durante media hora.

Hay quienes consideran que 30 minutos es demasiado tiempo y no siguen las instrucciones al pie de la letra: quizá noten que brota poca sangre, pero la situación puede revertirse en unos cuantos minutos y presentar una hemorragia si el paciente no cumple con nuestras indicaciones.

  1. Cuidados con la alimentación. Luego de la extracción, el paciente deberá seguir algunas recomendaciones alimenticias. Lo mejor será que durante unos días lleve una dieta suave, basada en sopas y caldos tibios, así como yogur y jugos; beber mucha agua en las primeras 24 horas después de la operación y evita utilizar pitillos, pues podrían lastimar y provocar un sangrado.
  1. La higiene a seguir. Recomienda al paciente no enjuagar o cepillar durante las primeras 12 horas después de la extracción. Pasado este tiempo, realizar buches con agua tibia y sal cada dos o tres hora, con la finalidad de evitar la proliferación de bacterias.

Recomienda cepillar sus dientes de forma suave y evitar tocar la parte de la encía afectada; un par de días después, cepillar el lugar en donde se realizó la extracción y su alrededor, con la intención de no permitir que se forme placa y haya mal aliento.

  1. Manejar. Hay personas que no vislumbran que la extracción dental resulta ser una pequeña cirugía, en donde será necesario utilizar anestesia para poder llevarla a cabo. Lo mejor será que es paciente acuda acompañado de un amigo o familiar, quien lo podrá regresar sano y salvo a casa, sin que tenga la necesidad de manejar con estas molestias.